LECCIONES DEL CAPITAN AMERICA: COMO SER EL LIDER QUE TODOS QUEREMOS SER.

Escena 35 - Exteriores / New York City - DIA

La ciudad de Nueva York (y el mundo entero) está siendo atacada por Loki el Asgardiano al comando del temible ejército de los Chitauri. El Capitán Rogers entra en escena, aterriza directamente sobre una patrulla del NYPD, inmediatamente levanta la cabeza y da órdenes precisas a dos oficiales de policía.

Capitán América: Necesitamos hombres en estos dos edificios (señala a dos edificios que tiene a su lado), hay gente dentro y van a estar en contacto con el fuego cruzado. Llevenlos a los sótanos o al subterráneo y manténganlos alejados de las calles…..Necesito un perímetro que arranque desde la calle 39”

Oficial de Policía: Y por qué diablos debería recibir órdenes tuyas?

Entran en escena cinco soldados chitauri que atacan al Capitán Rogers, este se defiende y con su escudo va rompiendo brazos y tumbando cabezas alienígenas a diestra y siniestra, y en ese mismo segundo, el oficial de policía reacciona rápidamente.

Oficial de Policía (Se comunica a través de su radio): Necesitamos hombres en estos dos edificios (señala a dos edificios que tiene a su lado), hay que sacar a la gente de los edificios y alejarlas de las calles y vamos a montar un perimetro que arranque desde la calle 39”

Fin Escena

Porque el oficial de policía reaccionó casi que inmediatamente, e hizo exactamente lo que el Cap Rogers le pidió? Porque en ese momento el Capitán hizo lo que todos soñamos con hacer, y eso es demostrar nuestro liderazgo y capacidades en los momentos más críticos. Obviamente no podemos entrar a una reunión rompiendo brazos y volando cabezas. Y no sería ideal si pudiéramos a esa reunión y dar órdenes muy claras y tener a nuestro equipo haciendo exactamente lo necesario hacer para sacar una crisis adelante?

Hoy en día, en el mundo Corporativo y de las Startups, sólo el 1% de las personas cuentan con los “super-poderes” que les permiten, a punta de carisma y talento natural, sacar adelante situaciones difíciles. Pero para el restante 99% de los mortales que no contamos con esos “super-poderes”, resulta un poco más complicado que eso. Debemos demostrar día a día y en el campo de batalla corporativo que tenemos las aptitudes y cualidades para liderar ya sea una reunión, un proyecto, una situación tensionante o un equipo de trabajo.

Estas aptitudes y cualidades debemos trabajarlas y entrenarlas, y para llegar a esto se requiere de tiempo y esfuerzo, pero definitivamente, es algo que se puede lograr. Antes de ser el Capitán América, Steve Rogers era un flacuchento desgarbado, que después de un período de fuerte entrenamiento, donde cometió miles de errores, pasó por situaciones difíciles y en ocasiones humillantes, logró demostrar que tenía las aptitudes y cualidades necesarias para ser tenido en cuenta como él “Capitán América”.

Uno de los errores más comunes que cometemos en nuestros trabajo y emprendimientos es pensar que el liderazgo es una cosa natural, que no se aprende con el tiempo y la dedicación, sino que es algo con lo que nacemos y que sólo lo pueden poner en práctica “líderes naturales”, y la verdad, no hay nada más errado que eso.


Antes de ser el Capitán América, Steve Rogers era un flacuchento desgarbado, que después de un período de fuerte entrenamiento, dónde cometió muchos errores, pasó por situaciones difíciles y en ocasiones humillantes, logró demostrar que tenía las capacidades y habilidades necesarias para ser tenido en cuenta como un soldado estrella.
Todos tenemos preconcepciones, interpretaciones (malas y buenas) y expectativas sobre lo que es un líder y estas cambian de acuerdo a nuestra experiencia, formación y carácter. Hay personas que esperan que un líder sea cercano y más humano, y otras esperan esperan que un líder sea estricto y que se vea y sienta un escalón por encima del resto. Pero así tengamos interpretaciones o expectativas, los buenos líderes siempre van a tener características idénticas que los diferencian del resto, y los hacen especiales. Los grandes líderes se diferencian porque:

  • CONOCEN SU EQUIPO DE TRABAJO: Todo buen líder conoce los límites de un dev, sabe hasta dónde puede llegar y qué es lo que puede hacer.
  • MANEJAN CONFLICTOS: En todos los equipos siempre van a existir diferencias difíciles de reconciliar y los buenos líderes saben exactamente cómo manejar egos, personalidades, ambigüedades e intereses personales.
  • Tienen INTELIGENCIA EMOCIONAL: Porque no importa que tantos bugs vengan desde QA y retrasen el cronograma, un buen líder no explota, un buen líder analiza la situación, revisa los posibles escenarios y de acuerdo a eso actúa y soluciona.
  • Tienen una VISIÓN: Un líder debe tener una visión clara para su equipo de trabajo, y debe poder comunicarla, expresarla y sobre todo vivirla.
  • INSPIRAN: Todo buen líder debe poder inspirar su equipo, ya sea porque es el primero en llegar y el último en irse, o porque sabe cómo impulsar a su equipo para que den lo mejor de sí mismos.
  • PERMITEN QUE SUS EMPLEADOS CREZCAN: No hay nada mejor que un dev de mi equipo reciba un aumento de salario o un ascenso, eso es un signo inequívoco de que estoy haciendo bien mi trabajo.
  • DAN DIRECCIÓN A SU GENTE: Realmente no hay personas que no sepan hacer su trabajo, o que no lo hagan suficientemente bien, sino personas que no tienen motivación o que simplemente no saben como hacer las cosas, un poco de dirección y de compromiso pueden cambiar el rumbo de la vida profesional de una persona.
  • OTORGAN EL CREDITO: Un buen líder da el crédito a sus devs por un gran proyecto y NO se lleva el crédito por algo que hizo su equipo+. Si das crédito, ganas credibilidad y respeto.
  • CONTROLAN SUS EMOCIONES…...alguna vez has visto al Capitán América salido de la ropa?