Brainstorming, el trabajo en equipo.

Bueno Ricardo, la verdad es que no sabemos qué decirte, nosotros estábamos esperando algo más, un poco más de carne no? Algo cómo más desarrollado no? Por ejemplo, las microinteracciones no son claras, la gráfica no está al 100% y tampoco vimos user flows. Te preguntamos al inicio del proyecto si necesitabas ayuda, o si necesitabas un equipo de trabajo, y tu nos dijiste que no, que tú podías sólo con toda la carga, y ahora mira lo que pasó, confiamos en tí y no pudiste entregar un producto de calidad, ni completo.

Y de hecho esto es muy común en agencias digitales pequeñas, startups y empresas de tecnología, dónde no hay un método de trabajo implementado y dónde una sola persona asume varios roles, y esto lo que logra es desconexión entre los miembros de un equipo dónde cada uno busca cuidar sus intereses profesionales y muchas veces hasta su trabajo y al final del día el que termina perdiendo es el proyecto, ya que se va creando un producto “a punta de pincelazos de inpiración y/o desesperación”, algo así como un Frankenstein digital, que se arma con ideas sueltas que cada uno de los integrantes del equipo va aportando y que no son validadas, no son co-creadas y no son pensadas para funcionar dentro un sistema.

El brainstorming

El trabajo en equipo es tal vez el ingrediente más importante para el éxito de cualquier producto digital, en los más de 10 años que llevo trabajando en la industria digital, nunca he visto un sólo proyecto que salga al aire cuando una sola persona es la que está tomando todas las decisiones, es más, en los proyectos que he trabajado y que he visto dónde se manejan esas políticas el 100% de los proyectos han fracasado rotundamente.

El trabajo de creación y/o de co-creación, es la mejor manera de atacar esa cultura de los rockstars que se ponen por encima del equipo y hasta del mismo proyecto. La creación de productos digitales no se hace en cascada, dónde una personas toma una decisión, y va escalando hacia abajo el desarrollo del problema, se hace de manera lineal, dónde todos los involucrados en el proyecto tienen el mismo nivel de voz y voto en las decisiones importantes de diseño y producción.

Algunos conocen este tipo de trabajo como lean UX y otros como design studio, dónde todos los integrantes de un equipo atacan dolores diferentes pero pero su objetivo es un sólo, sacar de manera colaborativa y en en muy poco tiempo, features específicos de un producto, que sean atractivos, viables y medibles.

Una de las herramientas más poderosas del design studio son los talleres de brainstorming, una las herramientas más simples y poderosas para sacar adelante la etapa de ideación de un feature, porque en sesiones cortas (de uno o dos días), de trabajo en equipo y basados en metodologías lean, se puede idear, prototipar y validar cualquier feature de un producto digital.

Los pasos a seguir

Realmente estructurar y llevar a cabo una sesión de brainstorming no es muy diferente a estructurar cualquier otro tipo de reunión en la que espera uno que haya mucha interacción entre los diferentes participantes. Normalmente una reunión se estructura, más o menos asi:

1) Un introducción y contextualización a lo que se tiene pensado tratar, con un par de chistes o comentarios sueltos que ayudan a liberar tensiones o dejar que los integrantes de la reunión se relajen un poco.

2) Después de eso se definen los objetivos y las metas centradas en el target al que le estamos apuntando 3) Y finalmente se discuten las posibles soluciones, sus alcances y demás.

Ahora, una sesión de brainstorming funciona igual, y se estructuras así:

1) Se hace una sesión pequeña para romper el hielo, esto se conoce como un ice-breaker, el más común y más fáciles de aplicar con público no-diseñador es el “Worst Possible Idea”

2) Se define el problema a atacar y su alcance a través de un POV Madlib dónde se definen el quién, el cómo y el porqué. 3) A través de una sesión de brainstorming se trabajan las diferentes posibles soluciones, sus alcances y la manera de implementarlas.

Tips para liderar un buen brainstorming

1) [OBJETIVOS] Tenerlos muy claros.

2) [INTEGRANTES] Tener claro qué personas deben estar presentes en el taller y si son personas introvertidas o extrovertidas.

3) [MODERADOR] Tener un moderador con experiencia en este tipo de sesiones o por lo menos una persona, del equipo de trabajo, que haya tenido experiencia por ejemplo, en salones de clase.

4) [EL ESPACIO] Tener un lugar espacioso, son sillas y mesas.

5) [RECURSOS] Tener sharpies, postits, tablero y marcadores.

6) [SUPER IMPORTANTE] Planear la sesión con anticipación ya que no hay nada más incómodo que tener una situación desconocida y no saber cómo manejarla.

7) [TIEMPO] Ponerse una meta de tiempo es importante, algunas personas van haciendo pequeñas sesiones de 15 minutos por etapa, para mantener el dinamismo y mantener los tiempos dentro del cronograma.

8) [REGLAS CLARAS] Dejarle claro al equipo (si es que ya no lo saben) que no hay espacio para críticas o juzgamientos, y que hay libertad para proponer cualquier cosa, por muy loca que pueda sonar.

9) [CONFLICTOS] No es malo tener conflictos en este tipo de sesiones, y los grupos tienden buscar eliminar los conflictos, esto se llama Group Think, y lo ideal es dejar que las ideas fluyan, no importa si crean un pequeño conflicto o alguna discusión que pueda ser un poco fuerte.

10) [EXTRANJEROS] Siempre es bueno traer personas de otros equipos para tener una visión fresca y no tan viciada del producto.

Takeaway

El trabajo en equipo es indispensable para poder sacar al aire un feature y/o un producto digital, y ahora mucho más en que la gran mayoría de las agencias y startups están trabajando con metodologías Lean o están empezando a adoptar políticas Lean dentro de sus procesos. Las sesiones de brainstorming son herramientas que permiten en muy corto tiempo y en equipo co-crear features para un producto digital, haciéndolo de manera ágile, eficiente y productiva. Pero no sólo eso, este tipo de sesiones de trabajo en equipo permiten mapear las diferentes características de personalidad de los integrantes de los equipos de trabajo y esto nos ayuda mucho para saber específicamente con quién tratar y cómo asuntos puntuales de un proyecto.